LAS CAPAS DE LA TIERRA

LAS CAPAS DE LA TIERRA

Cuando la Tierra se formó era una bola de materiales incandescentes, fundidos, que se fueron colocando en capas según su peso, ya que los materiales más pesados se fueron hundiendo hacia el interior de la protoTierra, y los más ligeros se fueron hacia el exterior y alrededor del planeta.

Por esta razón la Tierra se estratificó, se estructuró en capas concéntricas como las capas de una cebolla de tal manera que se formó una TIERRA SÓLIDA dividida en varias capas, y una Tierra gaseosa colocada alrededor de la Tierra sólida, que recibe el nombre de ATMÓSFERA.

Como ya hemos visto, a medida que la Tierra empezó a enfriarse. El vapor de agua de la protoatmósfera terrestre se fue enfriando y se condensó, cayendo a la superficie terrestre en forma líquida, y con el tiempo se acumuló originando lo que hoy llamamos la Tierra líquida, la HIDROSFERA.

Por último surgió la vida, que se extendió por todo el planeta, ocupando toda la superficie y constituyendo la BIOSFERA.

LA TIERRA SÓLIDA: NÚCLEO, MANTO Y CORTEZA

La Tierra presenta una estructura en capas concéntricas que conocemos gracias, fundamentalmente, al estudio del movimiento de las ondas sísmicas cada vez que se produce un terremoto.

Desde el interior al exterior se diferencian tres capas:

* NÚCLEO: También llamado endosfera, es la capa más interna de la Tierra. Está formada por metales como el hierro y el níquel y es bastante peculiar por el hecho de que se encuentra fundida, al menos parcialmente (el núcleo externo), debido a las altas temperaturas que existen en esa zona. Este calor interno es el responsable de los procesos internos que se dan en la Tierra, alguno de los cuáles tiene manifestaciones en la superficie, como son los terremotos, el vulcanismo o el desplazamiento de los continentes.

* MANTO o mesosfera: Se encuentra por encima del núcleo y está formado por silicatos, más densos en el interior (manto inferior) y menos hacia el exterior (manto superior). Es una capa muy activa ya que se producen fenómenos de convección de materiales, es decir, los materiales calientes tienden a ascender desde el núcleo, pudiendo alcanzar la superficie y cuando los materiales se enfrían tienden a hundirse de nuevo hacia el interior, como un ciclo de materia llamado Ciclo de Convección. Al moverse estos materiales producen el desplazamiento de los continentes y todo lo que esto lleva asociado: terremotos, vulcanismo, creación de islas y cordilleras, etc.

* CORTEZA o litosfera: Es la capa más externa, la que está en contacto con la atmósfera y está formada por silicatos ligeros, carbonatos y óxidos. Es más gruesa en la zona de los continentes y más delgada en los océanos. Es una zona geológicamente muy activa ya que aquí se manifiestan los procesos internos debidos al calor terrestre, pero también se dan los procesos externos (erosión, transporte y sedimentación) debidos a la energía solar y la fuerza de gravedad. Se diferencia una corteza continental y una corteza oceánica.

 

 

 

LA TIERRA FLUIDA: HIDROSFERA Y ATMÓSFERA

La hidrosfera es el conjunto de toda el agua que existe en la corteza terrestre, en todas sus formas:

mares y océanos

ríos y lagos

aguas subterráneas

glaciares

El agua de la hidrosfera se va intercambiando de un lugar a otro, del mar pasa a las nubes, con la lluvia se alimentan los ríos, y los ríos vierten de nuevo al mar, constituyendo lo que llamamos el CICLO DEL AGUA.

Los mares y océanos ocupan las tres cuartas partes de la superficie terrestre, lo cual le da a nuestro planeta su color azul característico. Constituyen grandes masas de agua cargadas de sustancias disueltas, y que están sometidas a grandes fuerzas relacionadas con la rotación terrestre, la atracción lunar, los vientos, etc., produciéndose movimientos de masas de agua como son las MAREAS, las CORRIENTES MARINAS, el OLEAJE, etc., que tienen grandes repercusiones sobre los seres vivos ya que actúan sobre el clima terrestre (las corrientes, como el “Niño” o la “Niña”) o sobre las zonas costeras (mareas y oleaje).

Las aguas dulces o continentales son muy importantes también porque constituyen los agentes erosivos más importantes de la superficie terrestre, sobre todo los ríos.

Como curiosidad debes saber que la mayor reserva de agua dulce que existe en la Tierra la constituyen los casquetes polares, sobre todo la Antártida.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CONOCIMIENTO DEL MEDIO, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s